Quizá solo es un vicio

Destacado

 

Estoy inquieta. Algo me desvela.
La noche esta oscura.  La Luna está oculta.

Enciendo un cigarrillo, aspiro una profunda calada.
El humo se viene hacia mi, me ciega.
Cierro los ojos.

Es un vicio. Lo sé.

Siento que me ahogo, necesito una válvula de escape.

Me subo a la moto. Giro la llave y la pongo en marcha.
Me encanta su sonido atronador.

Embrago, pongo primera.
No enciendo las luces, pienso ir a oscuras, tampoco llevo equipaje, no quiero llevarlo.
Únicamente voy con lo puesto.

Se que olvido algo importante, pero como siempre, voy con prisas y no atino a saber que es, o mas bien, creo que me importa poco.

De vicios

A cien por hora

Pongo segunda.
El mar queda a mi izquierda, siento su olor e incluso adivino su sabor salado.
Eso me pone a cien.

Sigue leyendo

Anuncios