Dulce magnetismo

Destacado

No fuimos, ni tu,
ni yo.

 

atracción

magnetismo

 

Quizá, simplemente fue
la calidez intima del momento,
los pensamientos profundos,
la embriaguez del azul cobalto.

El peculiar gusto del vino blanco,
la placidez y quietud del susurro.
la fusión entre sólido y líquido.

La delicadeza del tacto.
la suavidad de la palabra,
el deleite de la compañía.

El dulce gusto del helado de fresa,
el antojo de otros sabores,
la apetencia entre hombre y mujer.

El roce de partículas,
La aceleración de moléculas,
el desenfreno de hormonas.

No fuimos, ni tu,
ni yo.

Quizá simplemente fue
el dulce magnetismo,
de dos cargas opuestas
buscando lo mismo.

magnetismo

atraccion

 

 

 

Texto:  sinolodigoReviento
Música: JorgeDrexler
Imágenes: KülturTava

Publicado: 1 Agosto 2018

 

 

 

 

Anuncios